Vincent Moon, el asesino del video-clip.

Niño terrible, polémico, culo de mal asiento  e imprevisible, Vincent Moon renovó el concepto de vídeo musical a penas comenzado el  siglo para después abandonar a sus grupos preferidos y dejar toda una hueste de hijos bastardos.  Moon ha resultado ser el reverso del Michel Gondry que conocimos en los 90. El primero se acerca a sus artistas favoritos, si, pero captando su esencia en bruto y sin artificios. Imagina que te encuentras a tu cantante o banda favorita en medio de la calle, en una frutería, en las escaleras de tu piso o en un tejado, tocando.
CONCIERTOS PARA LLEVAR
En una sola toma, cámara en mano, sin ensayo previo y en el lugar más insospechado. Ahí está. De esta manera tan sencilla quedan documentados el carácter musical y la personalidad del artista de un solo plumazo y de forma  -como Monssieur Moon le gusta calificar- orgánica.  Muerta la Mtv, la plataforma para el visionado de estos trabajos no puede ser otra que la red, a modo de postcads a través de La Blogotheque.
El gran logro de esta forma de mirar la música es haber creado un método de producción audiovisual musical que se ha convertido en un clásico, aceptado y recreado miles de veces. Un estilo que además ha resultado ser icónico gracias a su nerviosa mano con la cámara, sus colorizados e imágenes quemadas. Artistas y grupos quedan retratados entonces de forma paradójica: resultan cercanos conservando su magia y mistero para el fan.
Para rematar el concepto de video-clip al uso como mera herramienta promocional, no hay un interés comercial por parte del realizador, ya que éste se limita a acercarse a la música y al artista para documentar, no para vender.
El listado de bandas con las que ha colaborado desde el año 2000 es abrumador  Grizzly Bear, Sufjan Stevens, The National, Yo La Tengo, Sigur Ros, Vic Chesnutt… demasiado largo para reproducir aquí: piensa en alguno de tus grupos favoritos y probablemente estará en esa él,  nombres nacionales inlcuidos como Russian Red o Standstill.
VARIACIONES SOBRE EL TEMA. HUYENDO DEL POP.
Seguir la pista de sus proyectos, puede empezar a resultar difícil. Su carácter inquieto hace que algunos de sus trabajos queden incompletos o que pierda rápidamente el interés por los recién terminados. La polémica suscitada por el docuconcierto Mirror Noir de Arcade Fire¡malas personas!– nos da la medida del hartazgo del realizador respecto a la industria musical occidental. Así, sin cambiar su filosofía a la hora de recoger testimonios musicales, sus grabaciones se han encaminado hacia la periferia –desde un punto de vista occidental, claro- en una búsqueda de la autenticidad y la emoción. Y es que, las mal llamadas músicas del mundo también son pop, para qué nos vamos a engañar.
Esta entrada fue publicada en Artista!, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s