El mejor vídeo de mi vida. Daniel Cuberta/Las Buenas Noches: Stop Making Sense, Urgh! A Music War y The Last Waltz

Daniel Cuberta es un experimentado artista del audiovisual, actividad que conjuga con su labor como baterista de Las Buenas Noches.  Sus trabajos  profesionales transitan entre  lo evocador, lo entrañable y la reflexión a partir del detalle cotidiano. Todo ello salpicado de un fino humor.  Por ello os recomendamos encarecidamente el visionado de su página web .  En estos  días  la banda  ha puesto en circulación su nuevo disco -Un Mal Día lo Tiene Cualquiera- y se disponen a presentarlo en el Teatro Alameda de Sevilla el viernes 8 de abril, dentro del programa de actividades del festival Zemos98.  Y con todo, Daniel ha tenido tiempo para buecear en sus recuerdos de adolescencia y compartir con nosotros sus viajes inciáticos en lo visual y en lo sonoro:
Recuerdo que el padre  – padrastro-  de un amigo nos llevó a ver Stop Making Sense en los cines Alphaville de Madrid.  Quizá también que había un sistema de sonido nuevo instalado en la  sala, y lo que recuerdo seguro es que aquello me voló la cabeza.  Había descubierto a Talking Heads a través de los fascículos de una historia del rock que publicaba un periódico que compraba mi padre. Me informé de que, durante una hora en una pequeña emisora de radio, pasaban algunos temas a los que se hacía referencia en la publicación de esa semana. Allí creo haber grabado en casete a The Clash y a Talking Heads; dónde estarán esas cintas… probablemente se deshicieron en algún momento de los meses de maniática escucha.

Siempre me molestó no haber estado realmente colgado de algún grupo que estuviera haciendo música, o su música más excitante, exactamente en paralelo a mis escuchas y a mi descubrimiento; creo que esto no ocurrió hasta la aparición de los Pixies. Hay una gloriosa excepción, Violent Femmes:  en el verano entre primero y segundo de BUP dibujé una camiseta con unos pequeños seres que salían de las orejas de una mujer horrorizada. Daría todos mis discos en vinilo de Red House Painters por poder tener esa camiseta otra vez; de ésta sí recuerdo cómo se deshizo.  Ahora sigo llevando la ropa agujereada, es lógico: te gusta,  le coges cariño, la usas más, más se agujerea, no quieres deshacerte de ella.  Fácil, vistes ropa agujereada, señal de sensibilidad y cariño, diría yo…
En algún momento tengo que hablar de películas musicales. Francamente las películas ya están implícitas en la música. De hecho pienso en los Pixies como grandes generadores de “espacios sonoros”, la expresión, en su versión “paisajes sonoros”, más repugnante del mundo.  Lo que sea, éstos compartieron alguna vez productor con Echo & the Bunnymen.  ¿Gil Norton? Gran paisajista sonoro, el hombre…  Ehh, entonces, Stop Making Sense está muy bien; y recuerdo por esa época ir los domingos por la mañana – y esto ya debió ser un poco después, durante tercero de BUP, estando entonces en Madrid-  a unos pases de “películas musicales” en un cine de sesión matinal, maravilla, y ver un buen montón de clásicos etc.  Pero de todos ellos recuerdo Urgh! A Music War. Bien, aquella era una peli del año 1981 y  yo la estaba viendo,  ¿cuando… en 1988? y aparecía lo más granado de la No Wave y la New Wave.  Sí, americanos e ingleses.  Búsquenla: tremendos los Cramps, Magazine, XTC,  incluso el increíble Klaus Nomi. En fin, cosas serias.

Y antes, y voy acabando, recuerdo en casa de mi abuela -un lugar donde convivían varias ancianas de sueño pesado-  ver en la madrugada una emisión televisiva de The last Waltz, concierto de despedida de The Band, con muchos, muchos y muy diferentes amigos participando -Muddy Waters, Neil Young cantando Helpless (bendito sea el momento en que aquello llegó por primera vez a mis oídos) y un muy largo etcétera-.  Yo tenía las cintas de mi madre de Dylan bien escuchadas y a saber cómo me encontré con aquello: de nuevo una película resumen de toda una época, una peli llena de vida, fuerza, una hermosura repleta de música capaz de volver loco a un chaval.

Me recuerdo botando de pie sobre el sofá, pero igual me lo estoy inventando. Creo que no. Hum, espero que esto le sirva a alguien para refrescar o darse con estas cosas por primera vez. Un saludo.
About these ads
Esta entrada fue publicada en El mejor vídeo de mi vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s